Obsoletos, cursos de SCT a operadores de tráiler

Operadores de tráileres | Foto: Especial

Centros de capacitación autorizados expiden constancias aunque no sean aptos: Gabriela Mosqueda Vidal

Resulta obsoleto el método que utiliza la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para instruir a los operadores de tráileres a través de los Centros de Capacitación, al obligarlos a acudir de 9 a 15 días a un curso para poder obtener su constancia, cuando pueden acortarse los tiempos.

“Nadie va a querer ir tantos días cuando pueden simplificarse los procesos, porque los operadores necesitan percibir un ingreso y al empresario tampoco le conviene”,

denunció vía El Noticiero de Manzanillo, Gabriela Mosqueda Vidal, representante legal de Capacitación y Consultoría a Empresas y Gobierno S.A. de C.V., autorizada por la SCT para impartir adiestramiento y realizar los exámenes médicos para que obtengan su licencia de operario federal, teniendo que repetirlo cada dos años.

Explicó que el fallido procedimiento obliga al conductor a acudir de 9 a 15 días para poder obtener su constancia, expresando los operarios que no pueden estar inactivos tantos días porque pierden trabajo, ofreciendo así dinero para que les expidan la licencia, propiciando que haya en las carreteras operadores sin el debido adiestramiento.

Detalló que tuvo un acercamiento con Rosa María Zúñiga, encargada de Planeación y Desarrollo de la SCT en la Ciudad de México, a quien le expuso la problemática, porque si de verdad se quieren evitar los accidentes, se tiene que empezar por algo tan sencillo como es una capacitación adecuada y en el plazo estrictamente necesario.

“Ninguna empresa puede resistir tanto tiempo en capacitación, costándole $2,200 diarios. Si sacamos cuentas por el número de días, costaría al menos 40 mil pesos, porque se le paga al instructor, se rentan las instalaciones, el coffee break y el material; por eso propuse a la SCT hacer una capacitación intensiva durante todo un día y elaboré un manual que ellos ya tienen, con los temas que verdaderamente impactan y les benefician a los operarios, para que en lugar de evitar la capacitación, sí la realicen”.