Outdoor Adventures.


Alex Casarrubias García.-

Nos conocimos en septiembre de 1995. Raúl Casillas, a quien en la terminal marítima de Puerto Vallarta todos lo conocen como “Cero-Ocho”, por ser el patrón de la embarcación que lleva esa clave y con la que durante muchos años se prestó el servicio de lanchaje, es decir, para llevar y traer al piloto de puerto durante las maniobras de entrada y salida de los buques.

En ese entonces, le pregunté a Raúl qué se podía pescar en las cercanías de la terminal marítima y me comentó que en la dársena interior, se podría practicar pesca de profundidad teniendo posibilidades de lograr corvinas.

En una ocasión organizamos la salida de pesca por la tarde, trabajadores del puerto con sus hijos. Raúl había detectado arribazón de “caimancillos” o “bicudas”. El objetivo fue que nuestros niños aprendieran a pescar. La técnica que les enseñamos fue muy sencilla: una vez que el pez empezaba a “picar” la carnada, se tenía que contar del uno al tres y al decir tres, el niño tenía que levantar la piola lo más rápido posible. Fue toda una experiencia para los niños.

En mi memoria está  cuando mi hijo Tony se entusiasmó luego de haber pescado unos 7 caimancillos y en el octavo, empezó a cobrar la piola cuando sólo había dicho “dos” y el pez se le escapó. Todos soltamos la risa y nuestro amigo Cero-Ocho simplemente le dijo: “te faltó el tres, Tony”. Todos los niños pescaron y estoy seguro que fue una experiencia inolvidable.

En otra oportunidad, vi que dos compañeros de pesca de Cero –Ocho, Erick y Pancho sacaron buceando con arpón, un mero de unos 50 kilos que ya había hecho del duque de alba, próximo al Muelle Uno de la terminal marítima, su zona de dominio.  En la misma terminal, allá hacia finales de los noventa, ese grupo de amigos buceó y logró sacar en el Muelle Dos, igualmente con arpón, un robalo de aproximadamente 30 kilos y poco más de 1.80 metros de largo.

Raúl Casillas “Cero-Ocho”, ha sido trabajador portuario durante gran parte de su vida. El año pasado todavía se desempeñaba al frente de la operación del muelle Los Peines, zona de atraque de un gran número de embarcaciones de pesca deportiva de Puerto Vallarta. Mi amigo Cero-Ocho, además de su camaradería tiene una especial destreza para las vencidas y el tiempo que viví en Puerto Vallarta no vi que alguien le ganara en esa práctica. Personaje de gran valía para el puerto que además apoya en las maniobras de lanchaje para llevar y traer al piloto de puerto, en una difícil práctica en la que cualquier error pone en riesgo la vida del piloto.

Por ello, Raúl Casillas “Cero-Ocho”, sin proponérselo tiene un lugar muy bien ganado en la comunidad portuaria y entre los amigos pescadores, cuyas embarcaciones atracan en Los Peines. Personaje sencillo y amigo seguro de Puerto Vallarta con quien compartimos pescando muchas tardes de fin de semana.

 

*[email protected] Socio del Club Cinegético del Sector Popular (Puerto Vallarta). Socio del Club Cinegético Reno (Mazatlán).