Pareja de ancianitos de Campos viven en la miseria

Ana María y su esposo Alberto | Foto: El Noticiero de Manzanillo

Anteriormente les daban despensa por parte del ayuntamiento de Manzanillo, pero en esta administración ya no quisieron dársela

La pobreza extrema y la enfermedad mantienen en severas condiciones económicas a una pareja de la tercera edad, conformada por Ana María, quien tiene amputada la pierna derecha y su esposo, Alberto Mancilla, en la comunidad de Campos.

Esta pareja vive de lo que le regalan los vecinos y ahora de lo que reciben como pensión del gobierno federal que resulta insuficiente porque ella necesita medicamentos caros, pañales, además de otras atenciones y alimentación.

En una vivienda que grita la pobreza de sus dos ocupantes, Ana María, vive la mayor parte de su tiempo en su cama con un “pabellón” para evitar los piquetes de los moscos, pero eso le ha propiciado que ahora le estén saliendo llagas en su espalda; tiene silla de ruedas, pero sola no puede moverse.

Su esposo Alberto dice que no puede ir a trabajar a sus 71 años de edad, no le dan empleo y además, necesita atender a su esposa, hacerle de comer, darle medicamentos y estar al pendiente.

Ante ello dice que viven de lo que la gente les regala porque lo que reciben ahora de la pensión se gasta en medicamentos y pañales. Anteriormente les daban despensa por parte del ayuntamiento de Manzanillo, pero en esta administración ya no quisieron dársela.