PC retira más de 42 toneladas de basura de ríos de la capital


En los últimos días, la Dirección de Protección Civil del municipio de Colima llevó a cabo el retiro de 42.5 toneladas de basura de cauces en ríos y arroyos que cruzan por la ciudad.

Entrevistado al respecto, el titular de esta dependencia, Enrique Morales Novela, señaló que entre cacharros, encuentran ramas, troncos y animales muertos, pero también partes de refrigeradores, colchones y otro tipo de aparatos electrodomésticos.

“Desgraciadamente hay personas  inconscientes  de que se está provocando riesgo enorme arrojar  basura a los cauces de los arroyos”, apuntó.

Recordó que en enero de este año se retiraron 17 pinos navideños que utilizan las personas durante la época decembrina, sin embargo cuando se hacen feos los arrojan a los ríos.

“Es importante que las personas tomen conciencia que se puede provocar riesgo a las familias que viven en los márgenes de los arroyos”, indicó.

A pesar de esto, hizo saber que se ha llevado a cabo una importante labor de desazolve en la zona centro y sur de la capital colimense,  sobre todo en el Río Colima y Pereyra, pero se tienen contempladas también acciones en el Río El Manrique.

En ese sentido, el funcionario municipal señaló que aunado a ello se lleva cabo una labor intensa como la construcción de colectores pluviales en  la  Avenida V. Carranza,  para evitar la bajada de agua, así como también la ampliación de alcantarillas.

De igual forma, aseveró que en el río Manrique se han construido puentes y ampliación en la Avenida 20 de noviembre hacia la zona sur, para evitar problemáticas.

De manera coordinada con el área de Servicios Públicos y Ecología se han retirado aproximadamente 35 árboles  de Avenidas principales, los cuales estaban dañados y representan un riesgo para la integridad de las personas.

Enrique Morales comentó que es importante el trabajo de prevención pero también de reacción ante los fenómenos naturales, sin embargo pidió a la población no tirar basura tampoco en las Avenidas y calles porque bloquean las alcantarillas, provocando desbordamiento de cauces.

Asimismo, recomendó a la gente limpiar las azoteas y los pluviales de los patios en los hogares para evitar encharcamientos.