Playas de Manzanillo, libres de aguas negras y basura

Las Brisas, una de las zonas restauranteras más productivas de Manzanillo | Foto: El Noticiero de Manzanillo

Manzanillo tiene una oportunidad para aprovechar el turismo que quizá planeaba ir a Acapulco

Enhorabuena por nuestras playas, que han sido declaradas limpias y aptas para bañarse en ellas, al tener índices muy por debajo del estándar tolerable y no entrar en la lista de los balnearios nacionales. Uno de los principales contaminantes del océano son las descargas de aguas negras y afortunadamente en Manzanillo, que se sepa públicamente, no hay drenajes conectadas al mar, como antes, que sí se llegaron a tener como sucedió en la popular playa de San Pedrito, por poner un ejemplo muy sabido.

Pero eso, ya es parte de la historia. Es importante que Manzanillo trabaje duramente para conservar su litoral limpio, no sólo de descargas de drenaje, sino de todo tipo de basura, aún la llamada orgánica. Tristemente, todavía vemos en las aguas de vez en cuando pedazos de cebollas, envoltorios de galletas, pedazos de pan, tapaderas de refresco, bolsitas plásticas, etc.

Trabajo ciudadano

Esto es en lo que la ciudadanía podemos trabajar. Una playa limpia es garantía de turistas. En la medida que conservemos nuestros balnearios saludables, a los visitantes les van a dar ganar de venir; pues una playa contaminada, es dada a conocer en los medios nacionales y hasta internacionales, como está sucediendo actualmente con Acapulco, Guerrero. Se dio a conocer que cinco de sus playas están altamente contaminadas, y que, por cierto, una de ellas se llama Manzanillo, lo que creó al principio un poco de confusión, ya que muchas personas pensaron que ese balneario está en nuestra ciudad, pero nada tenemos que ver.

Sargazo, crisis allá, paraíso acá

Aunque hasta ahorita todo esté bien en nuestra costa, las autoridades municipales y estatales deben estar trabajando para prevenir la presencia del sargazo, pues, tristemente, este alga marina ya llegó al Pacífico, pues se reporta que actualmente se observa en el estado de Oaxaca en nuestro país, y en San Diego, California, en los Estados Unidos.

Aunque es un misterio cómo es que esa planta marina nos brincó del Atlántico al Pacífico, lo cierto es que ya la tenemos a ambos extremos de nuestro litoral, al norte y al sur. Por lo que hay que estar desde ya monitoreando este posible problema, y buscar alternativas para evitarlo, antes que sea demasiado tarde.

Gran oportunidad

A los vacacionistas se les antojan durante el verano los destinos de playa, y Manzanillo tiene una oportunidad para aprovechar el turismo que quizá planeaba ir a Acapulco en un principio. Ahora hay que atraerlo hacia nuestro municipio. Estar listos para brindarles la mejor de las atenciones, pues no faltarán aquellos que tengan a Manzanillo como una segunda opción, en caso que Acapulco no fuera elegido.

Si en este verano logramos conquistar a un turismo cautivo de los balnearios del sur de nuestro país, puede ser que para los años subsecuentes nos volvamos sus preferidos.

Que tenga un bonito día.