Podría explotar Centro Histórico


Miles de manzanillenses en peligro, Pemex debería sacar sus instalaciones de la ciudad: Pedro Figueroa


Un escurrimiento de combustibles de los ductos de Pemex que atraviesan el Centro Histórico de Manzanillo hacia el túnel por donde pasan aguas del mar hacia la laguna, puso ayer en estado de alerta a ciudadanos y autoridades porque podría haber riesgo de explosión.

Personal de Protección Civil y de Pemex acudieron a la zona para confirmar que el vertimiento era combustible, admitiendo Pemex que habían hecho algunas reparaciones al ducto que cruza desde la terminal marítima hasta las instalaciones en Tapeixtles.

Pedro Figueroa Fuentes, vecino del Sector 4 en el centro de Manzanillo, activista e integrante de Aciman, denunció el vertedero de gasolina hacia el túnel que comunica al mar con la laguna de Cuyutlán, quien denunció el peligro que esto representa para los habitantes del centro histórico.

Expresó que es urgente que Pemex saque sus instalaciones del centro de la ciudad antes de que sea demasiado tarde, porque este tipo de fugas en el ducto pone en peligro a miles de habitantes de la zona centro, ya que cualquier cosa que pueda iniciar una flama puede provocar una explosión sin precedentes, más si se genera cuando algún barco esté descargando combustible.

Lamentó que durante décadas las autoridades han hecho caso omiso a esta necesidad a pesar de que se trata de la vida de miles de personas y solo se han escudado señalando que han hecho las reparaciones necesarias, no obstante, la fuga detectada ayer viernes demuestra que el riesgo es permanente.

Este oleoducto fue colocado hace 30 años y su vida útil ha llegado a su fin, por lo que ahora se convierte en una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento y el escurrimiento detectado es una muestra de que el oleoducto es totalmente obsoleto.