¿Por qué no baja el precio de los combustibles?


Regulación del mercado, los precios internacionales de referencia, el costo del crudo, entre otros

Ante las recientes declaraciones que han hecho los candidatos a la presidencia de México sobre los precios de los combustibles, especialistas en el mercado energético explicaron que las tarifas actuales no descienden, al menos no de manera inmediata, debido a una serie de factores que tienen que ver más allá del comportamiento del mercado o la situación económica del país.

Datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), indican, por ejemplo, que el precio promedio del dísel alcanzó los 17.77 pesos por litro en enero; es decir, 5.39% más que el promedio registrado durante todo el 2017.

Estos aumentos tienen que ver con la falta de infraestructura de almacenamiento, la capacidad de refinación para petrolíferos, la regulación del mercado y sus condiciones de competencia, explicó Alvaro Vallejo, Director de Oil & Gas de la consultora SGS.

Durante la mesa de diálogo “Factores clave en el costo de gasolina mexicana”, trascendió que también influye el costo de las importaciones, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), la regulación del mercado, los precios internacionales de referencia, el costo del crudo, el tipo de cambio, las regulaciones hacendarias, la inseguridad y las condiciones sobre la logística del suministro.

 “Los precios tienen que reflejar los costos, la señal les dice dónde invertir y dónde no invertir. Lo que nosotros podemos ver es que con el régimen de precios administrados, nos llevó a una situación en la que al no reconocer los costos, tenemos una infraestructura que no es suficiente”, dijo Luis Fernando Herrera, Director General de Regulación y Tarifas de la CRE.

Los especialistas recordaron que algunas de las cifras que arroja el retraso de la implementación de la Reforma Energética son que el 60% del combustibles sean importados, sólo haya seis refinerías que son insuficientes, que el precio de refinar sea entre siete y ocho pesos por litro, mientras que importar cueste entre nueve y 10 pesos.

Para Roberto Díaz de León, Presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), el precio actual de los combustibles recae en los costos de almacenamiento y reparto que implica la falta de infraestructura, lo que ha provocado una mala distribución de los energéticos.

(Con información de Xanath Lastiri, T21).

Se el primero en comentar en "¿Por qué no baja el precio de los combustibles?"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.