Primeras damas tenemos experiencia: Alma Delia


Carlos Valdez Ramírez/ Anilú Salazar Mejía.-
Ante la interrogante de por qué tres mujeres, esposas de gobernadores, como es su caso, están ahora como candidatas a cargos de elección popular por el PRI, Alma Delia Arreola de Anguiano señaló que su trabajo en el Sistema DIF Municipal y Estatal la respaldan y le dan la preferencia social para ocupar esta posición.
En visita de cortesía a EL NOTICIERO se le cuestionó su punto de vista si con estas decisiones, las primeras damas no están dejando al margen o sin posibilidades de competir para cargos de elección popular a mujeres priístas con más años en la política y merecimientos partidistas.
En este proceso electoral el PRI propone a dos ex primeras damas y una en funciones como es el caso de Alma Delia Arreola, esposa del mandatario estatal Mario Anguiano Moreno, así como Hilda Ceballos, esposa del ex gobernador Fernando Moreno Peña y Norma Galindo, viuda del extinto gobernador Gustavo Vázquez Montes.
A lo que respondió: “Yo puedo hablar por mí. Ahora, estoy aquí porque mi partido, por ley, aunque no nos guste, tenía que proponer a ocho mujeres en cuanto a diputaciones, en este caso mi partido valoró a varias personas en el distrito tres y concluyó que Alma Delia es conocida por sus resultados y es bien aceptada, entonces creen que puedo ser buena alternativa para este distrito”.
Subrayó que el trabajo personal de nueve años que ha venido haciendo dirigiendo primero el DIF Municipal Colima y después el DIF Estatal, acompañando a su esposo, con quien lleva un matrimonio de 28 años, le abre la posibilidad de hacer una carrera política por ella misma.
Reconoció que la presidencia del DIF es una plataforma que mucho le ayudó para contender y ser esposa del gobernador no le quita sus derechos ciudadanos de votar y ser votada.
“Como presidenta de un patronato tengo la posibilidad de tener colaboradores, de manejar programas, recursos, eso me da el aprendizaje y me coloca para que la sociedad valore qué profesionista soy y les hago la reflexión que todos los políticos o candidatos también estuvieron en esa posición. Tomemos de ejemplo la delegación de Sedesol”.
En este renglón, comentó que la Sedesol tiene muchísimos apoyos para toda la ciudadanía, su presupuesto es más grande que del DIF Estatal y de ahí salen candidatas y candidatos y ellos tienen sueldo, mientras “en el DIF manejamos lo mismo pero no tenemos sueldo y entonces un secretario de cualquier dependencia entrega recursos, inaugura obra y es candidato o candidata, sin ningún problema”.
El haber presidido el DIF, comentó, es una gran ventaja para ella porque le permitió conocer las necesidades y carencias.
“Sé que hay violencia intrafamiliar, chavos que ocupan becas, adultos mayores que ocupan respaldo de las instituciones. En la zona rural existen las peticiones de que programas federales lleguen a más personas, los apoyos que dan como el alambre para circular el terreno, fertilizante, semilla, fumigantes, todos los implementos agrícolas, y ahí celebro que nuestro candidato a gobernador, Nacho Peralta, ya se comprometió a que va a duplicar el monto que se va a destinar al campo”.
Asimismo, entre sus ventajas para esta contienda, Alma Delia enumeró que es: una mujer de campo, madre de familia, y posee un trabajo donde ha demostrado que se sabe comprometer y cumplir.
“En estos últimos 9 años he descubierto que sí puedo hacerlo, porque el DIF me ha permitido estar cerca de la gente, de las problemáticas de las familias, y tener la capacidad de crear programas que le solucionen los problemas a la gente”.
Subrayó que el empleo es la principal necesidad en su distrito, por lo que se necesita hacer un trabajo coordinado para proporcionar microcréditos y fomentar el emprendedurismo.
Señaló que de ganar la diputación “Me mantendré firme también en lo que es la fiscalización de recursos; el legislador tienen oportunidad de llamar a un funcionario y decirle “Aprobamos en el presupuesto que ibas a hacer tal o cual acción, ¿por qué no se hizo?”.
Asimismo, dijo, enfocará su tiempo en respaldar a los ciudadanos a informarlos a dónde acudir según sus necesidades, a elaborar un proyecto, “a guiarlos, asesorarlos y encabezarlos, respaldar sus anhelos”.
Arreola de Anguiano al hablar de ella misma resaltó que nació en la comunidad de Tepames, a corta edad sus papás se separaron y su mamá la dejó en la comunidad de Tinajas con sus abuelos, quienes la criaron con los valores de respeto y solidaridad.
Mencionó que a los 14 años se vino a la ciudad de Colima a estudiar, logró concretar su licenciatura en administración de empresas y desde 1986 trabajó en Gobierno del Estado, en el Coplade, lo que hoy es Secretaría de Planeación, donde conoció a su esposo, Mario Anguiano.
Al ser cuestionada sobre qué fue lo que le gustó de él, indicó que vio “en él un hombre inteligente, sensible, comprometido, sincero y pues también un físico atractivo, creo que vi todo a la vez” (risas).