Punto (.) Rojo


PRI MANZANILLO: EL PACTO ZEPEDA-MORAN

ESTE DIA, CLARO QUE MANDO MIS POSTDATAS

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

Lo dicen los expertos en aritmética electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y se respira en el ambiente político de Manzanillo: La elección por la alcaldía porteña entre la panista Gabriela Benavides Cobos y el priísta Francisco Alberto Zepeda González se ve muy pareja. Las encuestas podrán dejar datos inducidos para unos y para otros, pero en la práctica, en las calles, se percibe que el choque tiene un final de pronóstico reservado.

Ayer surgieron algunos datos que llenan de optimismo a las huestes del tricolor. Durante la gira que realizó el candidato a la gubernatura, José Ignacio Peralta Sánchez, hubo un momento en que el aspirante a la alcaldía, Francisco Zepeda González, dialogó en lo corto con José Fernando Morán Rodríguez y varios de los seguidores del ex secretario de Desarrollo Urbano.

Para nadie es un secreto que Morán fue quien le disputó, hasta el último momento, la candidatura a la presidencia municipal de Manzanillo a Zepeda González. No le ajustó el trabajo para quedarse con la nominación, pero es obvio que Morán tiene su equipo, tiene sus aliados, tiene sus seguidores y Zepeda los necesita para ganar la elección del siete de junio.

Es por ello que a los dos activos del PRI les llegó la hora de su definición política. A Zepeda le llegó el momento de ser humilde y sumar a su proyecto a los seguidores de Morán. Y a Fernando le llegó la hora de ser agradecido con su partido. Al final del día, los dos deben comprender que se necesitan el uno y el otro. Fernando tiene la fuerza y los seguidores que pueden marcar la diferencia. A “Pico”, le llegó el momento de pactar políticamente. Y es que, lo dice la regla: Siempre se llega el momento de darle vuelta a la página, siempre será el momento ideal para escribir nuevas historias.

Me llamó la atención que en el momento en que Zepeda y Morán dialogaban, en lo corto, muy cerca de ellos se encontraban dos actores políticos que hace 15 años, por sus diferencias personales, perdieron espacios de poder: Francisco Santana Ochoa y Carlos Ortiz Ayala son el vivo ejemplo de que la falta de acuerdos, de diálogo político, es un coctel perfecto para sepultar carreras políticas.

En el presente, no se necesita una bola de cristal para percibir lo que viene en las carreras de Morán Rodríguez y Zepeda González. Si ganan la elección del siete de junio, “Pico” será alcalde y Morán se estará perfilando para ocupar una candidatura al Congreso del Estado en las elecciones del 2018.

Pero… si pierden, quizás la carrera política de Zepeda González sufra un duro descalabro. Pero también, a Fernando Morán lo utilizarán como el chivo expiatorio para justificar la derrota.

Las encuestas que se aplicaron en el mes de noviembre, cuando se decidió que Francisco Zepeda sería el candidato del PRI a la presidencia municipal de Manzanillo, deben ser desempolvadas para sacar números de cara al siete de junio: Morán trae los números que se necesitan para ser regidor, pero también trae estructura que, bien aprovechada, puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota.

A Francisco Zepeda le llegó la hora de mostrar su talento y su oficio político. Si logra convencer a Morán y a los moranistas de creer en su proyecto, entonces sus posibilidades de ganar la elección son altas, muy altas.

Y es que, se escucha en el búnker de enfrente, en tierras azules: “Si algunos priístas escuchan los cantos de las sirenas, entonces Gabriela Benavides Cobos será la próxima presidenta municipal”.

Por ello en el PRI deben entender el mensaje: Los enemigos no están dentro, están enfrente. Y Francisco Zepeda sin duda debe entender aquella vieja lección de política básica, la que dice: “Para ganar hay que pactar con todos, pero principalmente, con los que piensan diferente”.

Si el PRI y sus corrientes se unen camino al siete de junio, entonces tienen muchas posibilidades de ganar Manzanillo. Y eso lo sabe “Pico”, lo sabe Morán, lo sabe Nabor, lo sabe Yeme, lo sabe Armida, lo sabe Sánchez Ochoa y lo saben todos. Y todos son todos. Al tiempo.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

  1. D. 1.- Los números de la encuesta Proyecta, en donde Ignacio Peralta le saca más de 20 puntos a Jorge Luis Preciado, dejan una reflexión de alto impacto: Algo se estaba haciendo bien en el equipo de campaña de Peralta. Los 20 puntos pues, vienen desde los tiempos en que Arnoldo Ochoa era el coordinador de la campaña.
  2. D. 2.- La Unión de Estibadores, que dirige Cecilio Lepe y en donde se encuentran varias perlas de la cantera priísta como Pedro Medina Michel, dio muestra de su poderío político.

Llenaron de bote en bote el auditorio Bonilla Valle y proclamaron a “Nacho” Peralta como próximo gobernador del estado. La fuerza, el músculo de los trabajadores portuarios es real, muy real. Y está al servicio del PRI.

Y ni una línea más.