Punto (.) Rojo


PERALTA-PRECIADO: LOS PUNTOS DE DEFINICION

Y ESTE DIA, CLARO QUE SI MANDO MIS POSTDATAS

 

  1. Baldomero Díaz Gaytán

 

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se llegue, así reza uno de los refranes populares, y a José Ignacio Peralta Sánchez y Jorge Luis Preciado Rodríguez, candidatos del PRI y PAN, respectivamente, al Gobierno del Estado, les llegó la hora de la verdad. Están a un mes y tres días de verse las caras en el ring electoral. Están, para estar acorde con los tiempos de marketing deportivo, en la hora de los pesajes.

Cuando faltan 30 días para el cierre de las campañas y 34 para el día de la elección, los ciudadanos debemos estar atentos para observar cuáles son los puntos finos que podrían marcar el rumbo del enfrentamiento del próximo siete de junio.

1.- Los candidatos: El principal eje de definición de la contienda gira en torno al perfil de cada uno de los candidatos. ¿Quién está mejor preparado para gobernar Colima, “Nacho” o Jorge Luis?, ¿cuál de los dos aspirantes tiene mejor esquema de honestidad?, ¿con cuál de los dos, con “Nacho” o con Jorge Luis, le iría mejor a Colima en los próximos seis años?

Estas son algunas de las preguntas básicas que de aquí al día de la elección se harán los electores.

2.- Los partidos: Tradicionalmente, las organizaciones políticas tienen un voto duro, es decir, un grupo definido de ciudadanos que simpatizan con las siglas y con los fundamentos ideológicos de ese partido político.

En el caso del estado de Colima, se calcula que el PRI tiene un voto duro cercano a los 115 mil militantes, mientras que el Partido Acción Nacional tiene un padrón de seguidores cercano a los 105 mil votos.

En las últimas elecciones el PRI ha ganado la contienda por una diferencia de entre cuatro y seis puntos porcentuales de votación. Lo que significaría, si se mantienen las tendencias de los últimos 20 años, habría una diferencia de votos que oscilaría entre los 12 y los 15 mil sufragios.

3.- La economía: El principal problema del actual proceso electoral es el económico. Nunca como hoy se habían visto campañas políticas tan austeras. Y nunca como hoy, había quedado la impresión de que el factor económico será fundamental para la recta final de la campaña.

Para movilizar el siete de junio los 170 mil votos que se calcula se necesitan para ganar la elección, según los expertos en aritmética electoral, se necesitan un promedio de 60 millones de pesos. Habrá que ver cuál de los dos candidatos tiene los baúles de monedas que se necesitan para ganar la contienda.

El sentido común nos dice que Peralta tiene todo el respaldo de la maquinaria priísta a nivel nacional. Y Preciado trae el respaldo del CEN del PAN y de poderosos gobiernos de extracción panista como el de Sonora y el de Puebla. La historia nos dice que de esos lugares podrían llegar los billetes que se ocupan para la recta final de la campaña.

4.- El desprestigio: Así como hay preguntas claves para conocer la rentabilidad y los aspectos positivos de los candidatos, también hay interrogantes que miden los negativos de los aspirantes.

¿A quién nunca le darías tu voto, a “Nacho” o a Jorge Luis Preciado?, ¿cuál de los dos candidatos te genera más desconfianza, “Nacho” o Jorge Luis?, ¿a cuál de los dos candidatos consideras más deshonesto a Peralta o a Preciado? Hay que analizar los negativos que trae cada uno de los dos aspirantes punteros.

El candidato que esté más desprestigiado llegará al día de la elección con una profunda desventaja. En un estado como Colima, en donde la calidad moral cuenta, y mucho, el desprestigio personal, casi siempre, es un factor de derrota electoral.

5.- El prestigio: La elección será también una evaluación para el gobierno que encabeza Mario Anguiano Moreno.

El siete de junio, los ciudadanos elegirán al próximo gobernador entre “Nacho” y Jorge Luis, pero al mismo tiempo, estarán calificando los seis años de la administración de Mario Anguiano Moreno.

Colima es, aunque a muchos no les guste, uno de los tres estados del país en donde se vive mejor. Colima es el estado piloto en donde se ponen en marcha múltiples programas nacionales. Aquí los estudiantes de primaria tienen tabletas, aquí se tiene el estado con mejores servicios de gobierno, aquí se respira una paz social que no se tiene en la mayoría de los estados del país.

6.- Las traiciones: Por primera vez en un proceso electoral para gobernador del estado hay que tomar en cuenta el tema de las traiciones políticas. Hay que estar atentos para ver en qué partido político hubo más bajas. Y hay que estar al pendiente para ver cuál candidato tuvo la visión y el oficio político para sumar a su proyecto a los desertores de otras siglas partidistas.

Al PRI se le fue Oscar Zurroza, Eloísa Chavarría, José Manuel Moreno, el de la gente pequeña; Juan Campos, líder de los pescadores de Manzanillo. Al PAN se le fue Leoncio Morán, Virgilio Mendoza, Pedro Peralta Rivas, Ernesto Márquez, Beatriz Izunza, Esmeralda Cárdenas.

Estamos paradójicamente, en una elección en donde las cuentas tienen que partir de las restas y no de las sumas.

7.- Los errores: Estamos ante una recta que se compara con una final de un partido de futbol que se encuentra en los últimos 10 minutos. El que cometa un error, va a perder. De aquí al siete de junio, Preciado Rodríguez y Peralta Sánchez necesitan ajustar sus equipos, necesitan vigilarlos y, sobre todo, cuidarse de no cometer algún error que tenga impacto político.

De aquí hacia el futuro no se valen los errores y el candidato que los cometa, sobra decirle que puede perder la elección. Al tiempo.

 

MIS POSTDATAS DE ESTE DIA

 

  1. D. 1.- A un mes de la elección, en el PRI de Manzanillo los diferentes grupos necesitan sentarse a pactar el futuro. Se percibe que hay muchos que están jalando cada quien para su lado. Si no se ponen de acuerdo, si no se olvidan de las grescas del pasado, si no sellan las diferencias, podrían dormirse con un amargo sabor de boca en la noche del siete de junio.
  2. D. 2.- La ventaja de Sergio Sánchez Ochoa, candidato del PRI-Pvem-Panal a la diputación local del Distrito XIII (Manzanillo-Centro), es sin duda su vinculación directa con la gente de su jurisdicción, a la que ha servido lo mismo con construcciones de calles y andadores que con gestiones y apoyos como regidor, sumando a esto su disposición de visitar en esta campaña personal todas las colonias, todos los sectores y todas las zonas de su distrito.

Como regidor quedó demostrada su capacidad de gestión y dinamismo, ahora la gente tiene en sus manos la decisión de llevarlo al Congreso como su diputado local.

Y ni una línea más.