¿Cómo va la colimense acusada de la fuga El Chapo?


“Colima al día”, columna de Carlos Valdez Ramírez

Una jueza acaba de negarle el arraigo domiciliario a Celina Oseguera Parra, no obstante que su defensa ha demostrado repetidamente su inocencia, por su posible responsabilidad de la última fuga de “El Chapo” Guzmán.

En distintos círculos de la jurisprudencia podría tratarse de un “chivo” expiatorio ante los débiles argumentos de la Procuraría General de la República (PGR) que la acusa.

Mientras tanto en esa adversidad, Celina ha caído en una depresión de pronóstico reservado, a tal grado que en sus diálogos con personas de su confianza haya idealizado pensamientos fatalistas.

Las cosas se han complicado también con su salud, pues en diciembre pasado fue trasladada a una clínica de la Secretaría de Salud pública de la Ciudad de México para practicarle una intervención quirúrgica de la cadera, permaneció hospitalizada dos días, su recuperación ha sido en la Torre Médica del Centro Penitenciario Femenil de Tetepan, donde actualmente purga su condena. Los facultativos le han dicho que hay necesidad de intervenirla nuevamente para atender tres cervicales.

Su condición económica es precaria, de hecho su asistencia jurídica se sostiene con modestas aportaciones de su familia y amigos.

Su situación jurídica pasó a la Suprema Corte de Justicia, donde hay confianza de su abogado de que Celina pronto logre su libertad.

Celina Oseguera es una distinguida colimense, que por más de 30 años ocupó importantes puestos en las penitenciarías de alta seguridad en el país y a la fecha tiene más de 7 mil firmas de paisanos que apoyan su libertad.

Lea toda la columna en nuestra edición impresa y/o digital

Se el primero en comentar en "¿Cómo va la colimense acusada de la fuga El Chapo?"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.