Rediseño de la Administración General de Aduanas



Está en marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas, cuyo objetivo va a ser incrementar la recaudación y combatir el contrabando y la piratería. El gobierno de la 4T echará mano de los recursos contenidos en el FACLA (Fideicomiso para Administrar la Contraprestación a que se refiere el artículo 16 de la Ley Aduanera, de los pocos que no fueron extinguidos).

Cuenta con una bolsa de aproximadamente 81 mil millones de pesos, parte de los cuales se ejercerán en la infraestructura con que operan las 49 aduanas que están distribuidas en 24 entidades federativas.

La idea es modernizar carriles, plataformas y techos, pero también la base tecnológica que hoy día, a pesar de las multimillonarias inversiones que se hicieron en los dos últimos sexenios, está subutilizada.

PITA (Proyecto de Integración Tecnológico Aduanero), el desarrollo estrella que Kio Networks vendió a los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña, sigue registrando deficiencias en su operación.