Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

A MEDIA JORNADA, TODO SIGUE IGUAL

Las cosas indican que al llegarse a la media jornada electoral, todo sigue igual, salvo los cambios en los coordinadores, vocero y presidente del PRI, en busca de reponer los 11 puntos perdidos en el primer mes de campaña.

Sin que hasta el momento se haya dado a conocer una encuesta formal, además de la publicada al término del primer mes de lucha electoral, se percibe que nada ha cambiado, pues el ritmo de las campañas sigue siendo el mismo, salvo el hecho de que todo indica que se ha dado un espacio para poner en práctica nuevas estrategias para detener la baja de preferencias y para seguir sumando puntos a favor.

La única realidad, hasta el momento, es que el tricolor comprendió que las cosas no le salían como antes, que en forma institucional sus seguidores se sumaban en avalancha; hoy en día se reserva el electorado afín a sus siglas, la intención de su voto, pues percibe y olfatea que los cambios propuestos son para seguir igual.

Algo que llama la atención es el hecho de que las cúpulas del tricolor no dejan de decir que cuentan con buen número de militantes de alta capacidad política; sin embargo, vemos que para fortalecer su equipo de campaña, recurre sistemáticamente al grupo de aspirantes a la gubernatura que fueron dejados de lado, situación que en el fondo desecha su decir de contar con un amplio repertorio de militantes de primer nivel.

Sobre lo anterior, se especula que las cúpulas del PRI buscan aglutinar para la causa de su abanderado a los seguidores de los nueve aspirantes que en su momento dejó fuera de la jugada el CEN del tricolor, pero se considera que muchos de sus simpatizantes no están dispuestos a aceptar del todo la determinación tomada a nivel central.

En ese mismo sentido, priístas plenamente identificados con el tricolor son de la idea de que la llamada institucionalidad es algo que en estos momentos no ha logrado hacerse presente del todo, incluyendo en este caso a los aspirantes a la gubernatura, que contando con muchas posibilidades de lograr la unidad y triunfo electoral, tampoco se suman con el calor requerido, pues al no haber sido tomados en cuenta en el momento decisivo, es algo que aún no aceptan a fondo.

Retomando el caso de los cambios, se observa que la mayoría de quienes integraron el primer grupo de campaña son los mismos, cambiándoseles solamente de responsabilidad, dándose la idea de que sus funciones encomendadas no se cumplieron a cabalidad.

Ante lo anterior, se señala, por parte de los conocedores de las campañas electorales, que con las medidas tomadas los resultados serán poco afortunados y que considerando que restan otros tantos de los días transcurridos, las cosas, antes de mejorar pueden empeorar en lo que falta de campaña.

Cabe mencionar que en el PAN también hay casos de militantes distinguidos que optaron por abandonar las filas del blanquiazul en busca de nuevos horizontes, casos que, en el fondo, si bien causan división, también lo es que el candidato Jorge Luis Preciado ha enderezado su mira en buscar el respaldo de la población marginada, que es el porcentaje mayor de colimenses.

Para fortalecer lo anterior, el candidato azul está llevando su campaña en planos de acercamiento con las clases desvalidas, hablándoles y prometiendo mejoras en su calidad de vida con las palabras que ellos entienden a la perfección, situación que le ubica como parte de los mismos.

Si bien es cierto, Preciado Rodríguez y el resto de candidatos se enfrentarán al serio problema que les representará, de ganar la elección, la deuda que heredarán.

La campaña que se vive para todos los puestos de elección popular se caracteriza por el número de aspirantes de los ocho partidos en contienda, sumando a esto las alianzas, que cada día generan también desencuentros entre los partidos coligados, esperándose, por lo tanto, el voto diferenciado de la población el siete de junio próximo, será muy marcado.

Al respecto, también el añejo corporativismo ha perdido la fortaleza que le caracterizaba, pues hoy en día se ha reducido en buena medida con las alianzas, tan es así que la Cnop y CNC, antiguas depositarias de posiciones de primer nivel para sus dirigentes, hoy han sido colocados muy por abajo a como sucedía en el pasado reciente.

El único sector histórico que volvió por sus fueros fue la CTM, pues su también histórica líder, Graciela Larios Rivas, fue postulada como candidata a diputada local, posición que es muy posible logre; sin embargo, buen número de cetemistas sienten, sin duda alguna, que debieron ser tomados en cuenta y no reciclar aspirantes.

Sumado a lo anterior, la población ha esperado tiempos más allá de lo imaginable para que se le cumplan las propuestas de mejor calidad de vida, encontrándose solamente con la presencia creciente de la corrupción y la impunidad, dupla de conductas que impiden pueda acceder la gente a mejores formas de existencia.

Sin duda, los 45 días restantes de campaña resultarán de suma importancia para el PRI y PAN, pues de las estrategias que se tomen para lograr el respaldo ciudadano requerido para convencer al electorado, dependerá el triunfo en las urnas.

En ese sentido, ambos candidatos, Ignacio Peralta y Jorge Luis Preciado, deberán tomar en cuenta el avance alcanzado por la candidata del PRD, Martha Zepeda del Toro, quien con visión de las necesidades de la población y mensajes bien elaborados, ha desbancado del tercer sitio al candidato de Movimiento Ciudadano, Leoncio Morán.