Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

ECOS DEL DEBATE Y JUICIOS SIN RAZON

Tal como manifestáramos en la columna del jueves, anterior antes de conocer el desarrollo y final del debate convocado por el IEE, en que participaron los ocho aspirantes a la gubernatura del estado, nada varió de acuerdo a lo pronosticado, pues aún no concluía el evento cuando los encargados de comunicación social de los partidos ya estaban redactado el boletín para adjudicarse el triunfo de su abanderado.

Igualmente, los equipos de campaña dieron a conocer supuestas encuestas favorables a su abanderado, sin que los resultados divulgados se ajustaran a lo acontecido; tampoco se hicieron esperar las opiniones de actores políticos y partidarios de los aspirantes que daban a conocer aciertos, cualidades, propuestas y todo tipo de puntos de vista a favor del candidato de su preferencia.

Fue así como desde el término del debate y hasta la fecha, no han faltado las expresiones cargadas de halagos desmedidos a favor del aspirante de parte de quienes le siguen, como también las acusaciones y descrédito para el que consideran puede cortarle las alas a su favorito y, consecuentemente, no lograr los beneficios que buscan para su interés muy particular.

En ese marco de servilismo vergonzante y denuncias de enriquecimientos ilícitos, se manejan también falta de cultura, escasez de propuestas, dificultad para leer y toda una gama de opiniones sustentadas en el favoritismo de quienes declaraban, quedó en claro a quien apoyan sin ningún sustento válido, pues tan sólo manifiestan el interés muy particular de quien opina.

Asimismo, llamó la atención la opinión de quien criticara al Gral. Francisco Gallardo, candidato de Morena a la gubernatura, por haber hecho referencia a la historia de México, en el caso concreto de nuestra Independencia y Revolución Mexicana, para finalmente lanzar adjetivos y capacidades fuera de toda realidad, al candidato de sus preferencias.

Sobre este tema cabe rememorar que nuestros movimiento libertarios y de justicia social, resulta más que necesario recordarlos, pues cuando un ser humano corre el riesgo de morir por una enfermedad, lo primero que hace su facultativo es revisar su expediente para enterarse de sus antecedentes personales, a fin de poder superar el momento que vive el paciente. Por lo que nada mejor para superar el trance que vive nuestro país y sus entidades federativas, que conocer los antecedentes que han generado la pobreza, miseria e inseguridad, entre otros rubros, para valorar y tomar las medidas necesarias y curar todo aquello que ha engendrado el cáncer que actualmente padece nuestra nación y su pueblo.

Sin dejar de lado tantas expresiones en pro y contra de los aspirantes a la gubernatura con probabilidades de triunfo, como el de la coalición PRI-Panal-Pvem, Ignacio Peralta Sánchez, y del PAN, Jorge Luis Preciado Rodríguez, cabe decir que después del multicitado debate, cuentan ambos candidatos con poco más de 15 días para fincar su triunfo, dependiendo todo de las sumas que arrojen las urnas.

Cabe señalar que el tricolor tendrá mucho que trabajar para llevar al triunfo a su abanderado, pues el Gobierno Federal no las trae todas consigo debido a la carestía que cada día se agudiza, pese a los continuos mensajes de que todo va a mejorar con las llamadas reformas estructurales, pues esos atisbos de bienestar llevan lustros manejándose.

En ese mismo tenor, vemos cómo el gobierno estatal, que está por concluir su administración, dejó mucho qué desear en cuanto al cumplimiento de sus propuestas y la pérdida del poder político de sus otrora sectores que eran garantes de triunfos electorales, descontando que amplios segmentos del priísmo estatal sintieron que se les impuso candidato y no el que ellos deseaban.

En lo referente al PAN, en igual circunstancia se dio el caso de que el candidato resultara ser no el que buen número de militantes esperaban; sin embargo, no se debe pasar por alto que la fuerza del blanquiazul nunca ha sido su número de militantes afiliados, sino sus seguidores, conformados regularmente por personas ajenas a organismos ligados al poder, medularmente gente de escasos recursos.

En sí, la moneda está en el aire, Jorge Luis Preciado ha enfocado sus baterías al convencimiento de las clases desprotegidas, que son las mayorías; en tanto, el tricolor camina por la senda conocida, la cual si bien siempre le ha funcionado, todo indica que el sentir ciudadano empieza a cambiar.

Sin el afán de menospreciar al resto de los aspirantes, hay que puntualizar que pese a que las posibilidades de triunfo deberían ser las mismas, la realidad es otra, derivada del sistema en que vivimos.

Sin embargo, a título personal y al margen de partidismos y secrecía del voto, deseo manifestar que mi sufragio será para los candidatos que según mi leal entender, considere en su momento sepan comprender al pueblo en sus demandas y derechos, y consecuentemente enfilen a la entidad y su gente a mejor destino, sean del partido que fueren.