Referencias Políticas


Salvador Olvera CruZ.-

RETOS DEL MANDATARIO ELECTO E IMPUGNACION

Retomando el tema de la impugnación y defensa del voto que interpondrá el candidato del PAN, Jorge Luis Preciado, ante lo que considera un fraude, señalamos que el gobernador hasta el momento electo, José Ignacio Peralta Sánchez, aseguró que los resultados electorales vertidos en las urnas el pasado siete de junio, en los que el PRI pierde la mayoría en el Congreso estatal y probablemente la mayoría de las alcaldías, les dan una importante lección, porque la gente quiere un cambio en la forma de hacer política.

A lo antes expresado hay que agregar que de acuerdo a los resultados obtenidos por el INE en caso de los 200 diputados federales por la vía de la representación proporcional, a nuestra entidad federativa le tocarán tres, una vez que se hizo la distribución de las mismas.

Como es de sobra conocido, nuestra entidad federativa forma parte de la quinta circunscripción que comparte con Michoacán, Estado de México y Guanajuato. Los políticos colimenses que alcanzaron una representación proporcional fueron tres.

Los tres políticos colimenses que alcanzaron la representación citada fueron la aún diputada local panista Gretel Culin Jaime, al igual que su compañero de bancada, Fernando Antero Valle, y el hoy ex panista Virgilio Mendoza Amezcua.

Con lo anterior, Colima contará con cinco legisladores federales, dos por mayoría relativa por los Distritos I y II, Enrique Rojas Orozco, del PRI, y Eloísa Chavarrías Barajas, del PAN, con éstos, y los tres plurinominales antes citados, nos encontramos que el PRI alcanza una diputación federal, el Pvem una y el PAN tres.

Con lo anterior, queda en claro que el PAN se convirtió en la primera fuerza política en la entidad, pues no hay que pasar por alto que el blanquiazul, con la incursión de Jorge Luis Preciado, alcanzó nuevos bríos.

De hecho, Preciado Rodríguez dejó en claro que es un político con el perfil del liderazgo que debe ser depositario todo buen político, pues en nuestros días, si algo le falta al país, es un político capaz de ejercer una guía que marque el futuro; pues gobernantes sin el control de las masas, muy poco pueden lograr para el progreso de los pueblos.

Todo gobernante, para evolucionar el medio en que se desenvuelve, requiere y necesita del grueso de la población, a fin de con su apoyo y respaldo vencer los retos de los tiempos, más cuando la problemática que se vive resulta complicada.

Retomando el caso del triunfo estrecho y sospecha de acciones al margen de la legalidad, que han orillado a la impugnación del triunfo del candidato aliancista, José Ignacio Peralta Sánchez, éste, en entrevista concedida a una radiodifusora de la localidad, dijo que la gente reclama un cambio, por lo que se puede decir que quienes no entiendan este mensaje, estarán condenados a perecer políticamente.

El candidato ganador hasta el momento, si algo no acontece con la impugnación, aseguró que llegará a la gubernatura del estado sin compromisos privados o particulares, sin estar atado de las manos y sin ningún compromiso que pudiera contravenir el interés general.

A lo anterior, agregó: “Estoy llegando con una enorme libertad que me va a permitir tomar las decisiones que sean necesarias, para poder ejercer un gobierno que realmente le cumpla a la gente”.

Asimismo, indicó que su objetivo es entregar resultados y cumplir los compromisos adquiridos durante la campaña, para de esa manera iniciar con una dignificación de la política, sobre todo en lo relacionado con la credibilidad; “esto va más allá de un tema partidista, tiene que ver con la conceptualización de la política misma”.

De hecho, de concretarse el triunfo de “Nacho” en el Tribunal Federal, más temprano que tarde tendrá su prueba de fuego, pues veremos cómo actúa ante un Congreso de la entidad, que como él lo dice, será mayoritario para la oposición; pues en honor a su deseo de que haya cambio en cuanto a la impartición de justicia y brille la honestidad, habrá que observar los pasos que dará, para conocer de su lealtad hacia el pueblo colimense.

Lo expresado sin duda es una gran verdad, pues la población, como nunca, ha dado muestras claras del hartazgo alcanzado, al ver en el correr del tiempo los altos índices de corrupción e impunidad que inciden en el creciente porcentajes de pobres y miserables, en tanto se genera el enriquecimiento de las cúpulas del poder.

En ese contexto, habría que ver el proceder de “Nacho” Peralta de salir avante de la impugnación, porque sabedor y conocedor de la deuda que heredará, ver hasta dónde operará de acuerdo a las leyes que nos rigen; máxime que carecerá de un Congreso, como siempre ha acontecido, que atiende y respalda la línea que le traza el Ejecutivo en turno.

Si buscara en su momento retomar la añeja práctica de “comprar” votos de diputados ajenos a su partido, ahora más que nunca le resultará difícil, resultado ello de los tiempos que se viven y el alto porcentaje de ciudadanos dispuestos a observar su actuar y determinaciones que asuma.

En principio, la legisladora local recientemente electa, Martha Sosa, ha dado a conocer que desde el Congreso del Estado buscará acabar con la corrupción, sobre todo en lo relativo al manejo de los recursos públicos, sin dejar de lado la intención de trabajar con quien sea el gobernador de la entidad en todo aquello que garantice el desarrollo de la entidad y bienestar de la gente.

Como nos podemos dar cuenta, está abierta una nueva página en la historia de Colima, que en el fondo marca el inicio de una etapa, porque están dadas las condiciones para transitar por la senda que deje de lado la corrupción e impunidad, cánceres que han colocado a la población en terapia intensiva a lo largo y ancho del país.