Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

Prioritario atender al Sector Salud

Sin duda, la salud de la población es un renglón de primer orden tanto para el bienestar como para todo tipo de actividades que se llevan a cabo, pues todo malestar provocado por deficiencias físicas inciden en el rendimiento y, en casos extremos, a la incapacidad.

En ese contexto, existe una larga lista de padecimientos que han azolado a distintos pueblos, llegándose al extremo de convertirse en epidemias que han generado cientos o miles de decesos, podemos recordar la llamada “fiebre amarilla” en el Siglo XIX.

En consecuencia se ha generado que la ciencia realice estudios para combatir todo tipo de padecimientos, esto con el fin de evitar epidemias y prevenir enfermedades mediante vacunas, así como otros medios para su curación.

Para lo anterior, también juegan un papel importante los gobiernos en turno, a quienes asiste el deber y compromiso de atender la salud de la población tanto en el campo preventivo como en la atención para superar todo tipo de padecimientos.

Esto viene al caso con motivo del chikungunya, que se ha hecho presente en el territorio nacional, padecimiento generado por un virus del mismo nombre que en nuestros días ha afectado a buen número de personas de la entidad.

Cabe señalar que Colima se encuentra entre los estados de la República que observa un alto porcentaje de casos, pues en respuesta al número de afectados se ubica entre las 10 entidades del país con mayor número de contagios.

Como resultado de lo anterior se ha generado que en los últimos días se observe, tanto en el Imss, Issste y consultorios médicos particulares, buen número de personas que recurren al hacérseles presentes los indicios del mencionado padecimiento.

Por lo anterior, a diario se ven las salas de urgencia del Imss e Issste con un alto número de personas a la espera de ser atendidas, las que obligadamente esperan buen tiempo, situación que se vive al igual en los municipios costeros de Manzanillo, Armería y Tecomán, lo cual ha provocado consecuentemente el desabasto de medicamentos.

Cabe mencionar que el lunes de la presente semana, el alcalde electo de Tecomán, Guadalupe García Negrete, expresó que el Gobierno del Estado ha desatendido al municipio en materia de salud, a raíz de que los casos de chikungunya se han incrementado de manera considerable y en Centros de Salud de dicha municipalidad no hay medicamentos.

Asimismo, indicó que ante una situación tan alarmante, las autoridades deben tomar cartas en el asunto, particularmente la Secretaría de Salud (SSA), porque no se hecho nada pese a que día con día la gente se contagia, con el agravante de que ni en farmacias ni en Centros de Salud hay paracetamol.

Señaló también que se considera que a diario se atiende entre 800 y mil personas que acuden a Centros de Salud, existiendo de hecho suma preocupación en Tecomán por lo que sucede, siendo necesario tomar las medidas conducentes para solucionar un caso que cada día aumenta en cuanto a número de pacientes.

Retomando el caso de la entidad, cabe mencionar que tanto el Issste como el Imss se ven obligados a atender estos casos de sus derechohabientes en forma prioritaria, antes que a personas que recurren a servicios de rutina.

El delegado del Issste en la entidad, Guillermo Villa Godínez, dio a conocer que la Institución vive una situación económica complicada, ya que más del 50% de su presupuesto asignado se canaliza al pago de pensiones y jubilaciones.

Puntualizó que se habla de más de 100 mil millones de pesos (a nivel nacional) y cada vez más derechohabientes se jubilan o pensionan, “por lo que el problema se nos va a hacer muy importante, ya que nos deja muy poco margen para crecimiento y equipamiento”.

Igualmente, recordó Villa Godínez que la política del director general del Issste recientemente fallecido, Sebastián Lerdo de Tejada, era muy congruente con la realidad y “ahorita estamos en la fase de si el nuevo director general dará continuidad a esa política que es positiva y factible para llevarla a cabo”.

Villa Godínez manifestó que en Colima son más de mil millones de pesos anuales los que se pagan a jubilados y pensionados, por lo que ya no queda para hacer mucha maniobra, pues se tenía un proyecto para equipamiento de las clínicas que era inicialmente de 33 millones de pesos, cifra que se redujo a seis millones de pesos, o sea prácticamente a nada.

Indico que el Issste, en este momento, no está bien, pues aunque hubo reforma, ésta no fue una general, “necesitamos que se haga una en salud de todas las instituciones, porque no sólo es el Issste, sino también el Imss y la Secretaría de Salud, que es la cabeza de sector, la que igualmente no está en muy buenas condiciones”.

Dijo que su bien logran prestar los servicios es gracias al equipo de trabajo que va desde el de más abajo hasta la administración y a una logística de medicamento que tenemos en un 98% de cobertura; y los inmuebles no están tan dañados como en otros estados, pero la realidad es que en un futuro, si no se hace una reforma a conciencia, el sector salud se va a venir abajo, porque no hay dinero que alcance.

Precisó que en el Issste la crisis es crónica, “nos mantenemos gracias a ‘dietas’, como la optimización de los recursos y a medicamentos, que es la inyección que le dan los trabajadores que están asalariados en el instituto”.

Con lo anterior, queda claro la necesidad de invertir más recursos para la atención preventiva de enfermedades que enfrentan las familias.