Referencias Políticas


Salvador Olvera Cruz.-

RETO EDUCATIVO DEL

PROXIMO GOBERNADOR

En el devenir de los tiempos, la educación en Colima se ha caracterizado por ser atendida en la mejor de las formas por los profesores, como también por los gobiernos en turno, sin dejarse de lado, como en todo, errores y determinaciones sin sentido; sin embargo, los desencuentros siempre han sido superados o amainados.

En la práctica, también ha sido palpable el interés de los padres de familia con respecto a la educación de sus hijos; pues en los hogares de escasos recursos nunca se ha dejado de entender que en la medida en que los menores se preparen, podrán acceder a mejores formas de vida.

En los albores del desarrollo educativo, el profesorado se convirtió en el líder de las comunidades y poblaciones en que laboraba, sumando a sus tareas de enseñanza su apoyo a la población, a fin de contar con mejores centros de enseñanza y las gestiones para su incremento en el territorio nacional.

En ese mismo tenor, la población y profesores ponían en práctica la mística encaminada a sembrar en los escolares el respeto y valores sustantivos para orientarlos con alto sentido humanista como el baluarte que diera vida a ciudadanos de bien, y preparados para vencer los infortunios.

Sobre lo anterior, a manera de ejemplo tenemos el caso de la escuela de la comunidad de Juluapan, del municipio de Villa de Alvarez, en que el comisario de esa demarcación, Apolonio Cervantes, se dirige en 1912 al director de Educación en Colima, Abraham Castellanos Coronado, en que le expresaba: “Habiendo recibido la comunicación que usted me puso, habiso que es cierto que la escuela está en una ramadita; pero a la vez estamos haciendo una casa de teja para el establecimiento de la escuela, que creo la terminaremos en el mes de mayo. Ojalá y usted prestara su contingente ayuda para con el señor gobernador, nos quite esa cantina que nos está perjudicando, y a la vez para que nos ayudara con las puertas para la escuela. Por ser este pueblo tan pobre y tan sin elementos, es gracia que pido. Juluapan, abril 3 de 1912. Apolonio Cervantes, Comisario Municipal. (En el presente comunicado se respetó redacción y ortografía).

El gobernador a quien hace referencia el Comisario es a J. Trinidad Alamillo, cuyo gobierno se caracterizó por las mejoras materiales en el estado, estimuló a la agricultura mediante el cultivo de la palma de coco, defensa de la gran propiedad, fomento a la industria, introducción a los sistemas modernos de educación, donde colaboró el pedagogo oaxaqueño Abraham Castellanos, y varios proyectos de reformas a la Constitución local, como la de “No Reelección”.

Lo anterior tuvo lugar en plena lucha revolucionaria de 1910, movimiento que al ser terminado generó la creación de la SEP, dándose vida a la escuela rural mexicana que tantos logros alcanzara en beneficio de las zonas rurales, que representaban el mayor índice de la población en nuestro país.

Como es de sobra conocido, con fines políticos, el trabajo mancomunado entre profesores y padres de familia se vio entorpecido por décadas, pues al crearse el Snte como organización al servicio de la educación y maestros, muy pronto perdió sus fines, siendo cooptado por los gobiernos en turno.

Fue precisamente en la segunda mitad del siglo pasado cuando en acuerdos tomados entre el Gobierno Federal y sindicato, se decretaron reformas educativas que poco se centraron en la mejora de la enseñanza, pues todo se sujetaba a acuerdos signados con fines corporativos de corte político.

Durante ese tiempo, el Snte se caracterizó en buena medida por su proceder poco ajustado a los derechos laborales y capacidad del magisterio, resolviéndose todo en planos de favoritismos y venta de plazas, sin que el Gobierno Federal pusiera orden, pues antes que nada le interesaba el corporativismo y cooptación política.

En ese transitar se llegó hace casi tres años, ya en el Siglo XXI, en que el Estado procede a dar vida a una Reforma Educativa enmarcada en el propósito de elevar la calidad de la enseñanza, al mismo tiempo que deja de lado la opinión del magisterio, trazando paralelamente una reforma laboral, no sin antes cooptar al Snte, sometiéndole a un nuevo esquema.

La multicitada reforma trajo como consecuencia el rechazo en entidades federativas como Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, entidades a las que se han sumado otras del país, con el consecuente riesgo de incrementarse las inconformidades, asunto que es necesario atender con suficiente acierto.

En ese contexto, el próximo mandatario de la entidad, donde ya se han hecho presentes las inconformidades, deberá proceder con mucho acierto, empezando con el nombramiento del secretario de Educación; como también trazar las políticas que sin dejar de sujetarse a las disposiciones centrales, acordar con el profesorado todo aquello que no vulnere sus derechos y puntos de vista, para alcanzar una educación de calidad.

No deberá pasar por alto el futuro mandatario estatal que el profesorado, para rendir mejores cuentas, requiere de seguridad en su empleo, capacitación y evaluación en su momento, como también atención especial y cuidado en la economía familiar; pues resulta más que complicado para el mejor docente del orbe poder lograr esa meta con escolares desnutridos y enfermizos.

Igualmente será necesario contar con edificios escolares higiénicos y seguros, con materiales didácticos de punta y espacios adaptados para su uso, entre otras muchas acciones que de no ser atendidas, resultará complicado acceder a una educación de la calidad pretendida.

Asimismo, resulta más que prioritario que el docente reciba salarios dignos, esto con la finalidad de no tener que recurrir a otros trabajos que le permitan el sostenimiento de sus hogares y dedique su tiempo formalmente a la tarea educativa encomendada.