Reflexiones


Héctor Espinosa Flores.-

LA GRAN abundancia de participación de candidatos -derivado de la creación de nuevos partidos políticos- lejos de mejorar el proceso electoral, lo perjudicó, porque se provoca que sean más costosas las elecciones, pero lo más delicado es que pone en riesgo la estabilidad política de todo el país, porque cada vez es menor el número de votos que se necesitan para ganar una gubernatura, alcaldía o diputación, por lo que se está reduciendo la representatividad política porque apenas necesitaron de un poco más del 32% -o menos- y eso es riesgoso, ya que se puede perder hasta la gobernabilidad. Deberá de hacerse algo para que se reduzca ese riesgo, aunque provoque reclamos de poner obstáculos para lograr una candidatura, argumentando el derecho de todos para poder votar y ser votado. Ya se está demostrando que es mejor que sean pocos pero realmente capacitados y también que sean políticos porque resultan mejores que los empresarios o tecnócratas. Aunque los colimenses tengamos varios ejemplos, que demostraron que hay también grandes excepciones.*** OCHO de los 10 maestros de una escuela primaria situada al oriente de la ciudad de Colima fueron reubicados, sobre todo en el medio rural, para ver si le ponen más ganas a su trabajo y ahora que verán que la profesión tiene aparentemente espacios “cómodos”, pero otros que requiere que suden la gota gorda. Fueron los padres de familia los que pedían su cambio por maestros que enseñen mejor, porque sus hijos no avanzan en cuestiones de aprendizaje. O sea que sí están al cuidado constante, podrían repetirse muchos casos como el de la escuela primaria de la colonia Infonavit La Estancia, que ya estaba cumpliendo 30 años de existencia y jamás había ganado un premio a la calidad educativa, y casi se lo dieron con una ayudadita -eso dicen porque fue por hacer un arbolito navideño con las botellas de plástico que reciclan-, pero ya han pasado más de cinco años ¡y siguen sin ganar!, o sea, sin mejorar educativamente.*** HAY QUE ser cuidadosos los medios informativos con el trato que se le esté dando al incremento de la actividad del Volcán de Fuego de Colima, o a las erupciones que se registraron el viernes y sábado, porque en todo el mundo ya se actúa aprovechando la ocasión para que se promueva el turismo que guste y se interese por la actividad volcánica al considerarla vistosa e interesante, porque desde hace muchos años, por ejemplo en Japón, reciben turistas que se han maravillado por la destreza y valor, pero también a su creatividad, ya que se han construido grandes canales de concreto para que por ahí se vaya la lava que arroje algún volcán y aprovecharla para que crezca el tamaño de alguna de sus islas. Además, así los turistas pueden arrimarse con confianza al canal para ver deslizarse la lava. Aquí no debe ser la excepción. Seamos promotores de este espectáculo como uno de nuestros tesoros dentro de la gama existente para los turistas. Además, podría favorecer la creación de nuevos empleos, por ejemplo creando artesanías colimotas y venta de tarjetas con imágenes de la erupción, o dulces colimotes, los ponches de diversas frutas, pero desde luego que sólo faltaría que se les apoye económicamente, para que luego esa nueva empresa requiera de más empleados y se den las condiciones para financiar para que surjan más negocios de jóvenes emprendedores.*** POR SU parte, el especialista Gabriel Reyes asegura que no han sido explosiones las que se dieron el 10 y 11 de julio durante el incremento de la actividad eruptiva del Volcán de Fuego, asegurando que era lava. Pero sería conveniente que revisara en la página de webcamsmexico.com los dos archivos de video tomado al volcán cada 24 horas, porque parecen cuatro explosiones el domingo.*** HASTA PRONTO. Mi correo: [email protected] y Twitter: @HectorHmef