Relámpagos filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

“Voz populli, voz dei”. La voz del pueblo es la voz de Dios. ¿Qué dice esa voz del pueblo a nivel nacional, estatal y municipal? –Que nuestros gobernantes sean justos, honrados y misericordiosos.

Ello implica: 1.- Que los que gozan de solvencia económica, desempeñen su cargo público en forma honorífica (que no cobren sueldo alguno). 2.- Que se reduzca tan sólo a 2 el número de partidos políticos. 3.- Que se la ciudadanía reunida en plebiscitos en jardines o plazas públicas, las que pidan la reelección del gobernante que haya demostrado una sabia, humana y brillante labor administrativa en el desempeño de su cargo. 4.- Que los sueldos en altos cargos de los Poderes Ejecutivos, Legislativo y Judicial, no excedan del triple de lo que gana un policía raso. 5.- A los regidores el monto de dos salarios de lo que gana un conserje. 5.- Que el voto o sufragio de todo ciudadano (hombre o mujer), esté teñido con el color blanco de la pureza y gratitud, y no por conveniencia o consiga partidista. ¡Libre Jalisco! 6.- Que los famosos cargos plurinominales se los den a los jóvenes con notorias cualidades de buenos líderes y no a viejos chochos que ya desempeñaron varios cargos y hasta en Suiza han depositado sus millonarios ahorros. 7.- Que a personas ateas no se les postule a cargo alguno, porque si les viene “guango” el mandamiento de No hurtarás, la pobreza y la miseria seguirán avanzando en nuestra querida República Mexicana.

Padres de familia cuidemos a nuestros hijos.

Jóvenes y jovencitas primero terminen su carrera técnica o profesional y cuando ya tengan ingresos por su trabajo, se casan y jamás descuiden salud y pureza de su cuerpo, mente y alma.

¡Que vivan Nacho y Gaby!