Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

Desde que el hombre apareció en el planeta Tierra, hace miles de millones de años, creado por la mente divina de Dios, primero la recolección de frutos, granos y raíces, más la leche y la carne de animales, fueron su sustento alimenticio. Con el transcurso del tiempo, nació la agricultura y el pastoreo de rebaños.

Hoy, en nuestro estado de Colima, los huertos de árboles frutales y plantíos de caña, tienen prioridad haciendo a un lado las siembras de maíz, frijol, trigo y garbanzo; cría de ganado y pesca, están a medios chiles. La enseñanza en estos ramos de la producción, no se da en las escuelas primarias, secundarias, técnicas y profesionales.

Si en los tres niveles de gobierno hubiese la creación y sostenimiento de brigadas y ejércitos agropecuario-pesqueros y los millones de estudiantes se dedicarán directamente a estas actividades, no habría familias con hambre en México, mucho menos violencia.

En tal virtud, le pido a Jorge Luis Preciado que la idea de vender el avión para invertir el dinero en becas y compra de uniformes a estudiantes, “Nacho” Peralta la materialice para dotar de tractores y retroexcavadoras a todas la comunidades agrarias de nuestra entidad.

Y, sobre las brechas construidas en los cerros, transiten carros llenos de escolares de todos los grados y niveles de estudio que se dediquen a reforestar los cerros y montañas, llenándolos de árboles frutales y plantas alimenticias de tipo silvestre. Fauna y miles de familias de ciudades y medio rural, bailarían de gusto con su pancita llena.

Dios es mente viva en todos los seres del inconmensurable universo, por ende, será el sufragio de El, quien dará el triunfo a nuestro futuro gobernador. Buena imagen de cultura, preparación profesional y humanismo, inmersos en la amistad y gratitud, tocarán las puertas del libre albedrío, para que cada quien vote por el candidato o candidata que más le agrade, pero nuestra conciencia también es de carácter espiritual. Amén.