Relámpagos Filosóficos


Teodoro de San Buenaventura.-

Tres medicamentos que usted puede prepararse y tomar, padezca la enfermedad que padezca, pues son un verdadero “cúralo todo”. La primera lleva por nombre “elixir de larga vida” y fue descubierta por los Lamas del Tíbet. Fórmula: 90 dientes de ajo, el jugo de 30 limones, tres cebollas moradas (picadas), todo esto licuado en un litro de agua de miel. Tomar un traguito al día, de preferencia en ayunas. Cura 114 enfermedades.

La segunda es nombrada “cóctel de clorofila”, descubierta por el herboterapeuta Smaek Aun Weor. “Rogándole al elemental de cada plantita o árbol medicinal que tenga en su entorno para tomarlas en té y recuperar la salud”, las pone a cocer y toma una taza en ayunas durante nueve días. Elimina 60 diferentes clases de malestares corporales.

El tercero se denomina “gotitas para la salud”, su autor es el Dr. Paracelo. “Llene usted un poco de a litro con dientes (semillas) de ajo. Luego les vierte alcohol hasta llenar la botella. Le pone su tapón y la entierra en un pocito que haga en el patio de su casa para que le dé el Sol durante 33 días. Cuando ya la saque, del líquido de la botella le pone de siete a nueve gotitas a la comida de su plato, ya andan su cuerpo, mente y alma cantando alabanzas de gratitud a su Cristo Interno.

“In corpore sane, ment sane”, reza un proverbio latino. Hacer oración, pedir con fe y anticipar las gracias a Dios, para lograr lo que queramos, es también la mejor receta.

Amén.