SAT quitara estímulos fiscales a fabricantes de autos



México está buscando tomar medidas enérgicas contra incentivos clave para que los fabricantes automotrices mundiales produzcan en el país, el último esfuerzo del Gobierno contra las grandes empresas para aumentar los ingresos.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT, dijo en una entrevista que su propuesta está pendiente de aprobación por parte de la Secretaría de Hacienda y que es parte de un paquete de medidas que buscan aumentar la recaudación de impuestos en un 1 por ciento del Producto Interno Bruto el próximo año.

Como aliada cercana del presidente, Andrés Manuel López Obrador, Buenrostro ha liderado los esfuerzos que hicieron que desde 2019 grandes empresas, incluida Walmart de México, aumentaran el pago de impuestos en un total de 13 mil millones de dólares el año pasado.

En los últimos años, administraciones anteriores utilizaron incentivos para atraer nuevas inversiones de fabricantes de automóviles como Toyota Motor y General Motors, lo que ayudó a México a convertirse en el cuarto mayor exportador de automóviles por valor. Esos incentivos deben terminar, señaló Buenrostro.

“Vamos a depurar todo esto”, dijo. “Tenemos que ver cuáles fueron los incentivos que en su momento dio el Gobierno para que pudieran traer la inversión, pero una vez que recuperada esa inversión, no tiene ningún sentido mantenerlos”.

La propuesta incluye eliminar una exención fiscal conocida como “tasa cero” que permite a los fabricantes de automóviles mundiales exigir reembolsos sobre los impuestos al valor agregado que pagan en el país, explicó Buenrostro.