Somos médicos


Alfredo César Juárez Albarrán.-

En Guadalajara, 16 médicos trabajadores de una institución de Seguridad Social están siendo juzgados como si fuesen asesinos, solamente porque trataron de salvar la vida de un joven que llegó al hospital en paro cardiaco, hicieron todo lo posible porque viviera pero con resultados infructuosos.
Se trataba del hijo de un rijoso abogado quien, con argumentos legaloides, logró su detención por homicidio culposo, derivado de “negligencia en la atención de un menor que murió en el año 2009 en uno de los hospitales del Imss en la Perla Tapatía”.
Estos lamentables hechos fueron la gota que derramó el vaso o la semilla que inició el grito de descontento nacional de todo el gremio médico, dado que frecuentemente y en la mayor parte de ocasiones, se nos acusa y demanda por “supuestas negligencias”, de ahí el título de esta colaboración, somos médicos, no criminales ni asesinos ni dioses.
Es oportuno traer aquí las sabias palabras que mi buen amigo, el internista colimense Enrique Pineda, quien expresó en alguna ocasión: “Cuando a alguna persona se le afilia a una institución de Seguridad Social, ésta considera que mediante el otorgamiento de su número de afiliación se le otorga también una patente de inmortalidad”. Y cuidado dado que si no curamos o salvamos a todos, cualquiera de nosotros pudiera ser el “médico número 17”.
En las redes sociales se creó una página informativa el pasado nueve de junio y después de mediodía de este martes próximo pasado -un día después-, ya llevaba más de 29 mil 800 seguidores; de tal manera que se nos ha convocado a una marcha nacional el próximo domingo 22 de junio en diferentes entidades de la República mexicana. Hasta el momento, las manifestaciones confirmadas se llevarán a cabo en Guadalajara, Distrito Federal, Monterrey, Cancún, Morelia, Colima, Yucatán, Campeche, Torreón, Hermosillo, Puebla, Toluca, Culiacán e Irapuato.
La página señala que “el único objetivo es manifestarnos en contra de una actividad que se ha vuelto muy frecuente: Demandar sin razón por cualquier cosa -a veces con interés de lucro- al personal de salud. No tiene tintes partidistas ni políticos ni de raza ni religiosos”.
Debemos defender nuestra profesión, porque se nos acusa y no siempre existen elementos para ello, aunque esas acciones están desprestigiando nuestra labor como profesionales de la medicina, pero también se daña nuestro prestigio como personas, padres de familia y gente de provecho.
La marcha a la que se está convocando en todo México para el 22 de junio 2014 invita a llevar bata blanca con un moño negro en la manga y en caso de no ser personal de salud, pero desean apoyar su causa, pueden ir con camisa blanca y moño negro en la manga. El movimiento incluye a médicos, enfermeras, nutriólogos, odontólogos y terapistas, a fin de que se unan todos los que cumplen una función con pacientes. “Corran la voz, inunden las redes sociales, hoy por nuestros colegas, mañana por nosotros y en un futuro por el respeto de las siguientes generaciones”.
En la ciudad de Colima, la marcha/protesta a la que nos ha convocado el presidente del Colegio de Médicos del Estado de Colima, el Dr. Ismael Mariscal, inicia enfrente del Hospital General No. 1 del Imss en Avenida de los Maestros, y de acuerdo al croquis concluirá en las oficinas locales de la Procuraduría General de la República (PGR).
Colega médico y personal paramédico, acudamos, cuidémonos, dado que cualquiera de nosotros, en determinado momento, pudiera ser el acusado número 17.
*Cronista del Colegio de Médicos del Estado de Colima. Mi correo: [email protected]