Somos voz de las denuncias sociales


Nuestra filosofía es humanista a fin de conseguir algún beneficio para las personas vulnerables


-Italia Corza: ¿Cuáles son los éxitos  que ha conseguido de contribución a la sociedad?

Carlos Valdez: Me siento satisfecho porque siempre hemos dicho la verdad. Incluso cuando personas ajenas que quieren desviarse por algún interés personal, de grupo, de partido o sectarios, no le damos entrada. No lo publicamos, sin enojarnos. Cuando detectamos una colaboración que no cumple con nuestro criterio editorial, si es tediosa, si nuestro lector no la va a disfrutar o entender por sus tecnicismos, inmediatamente la anulamos. Somos cuidadosos en publicar contenidos legibles, que interesen al lector. Yendo precisamente a la pregunta, tuvimos una campaña de 20 días seguidos de cómo vivían los alumnos del CET del Mar en Manzanillo.
Denunciamos todas las dificultades del estudiantado. Debían tomar dos camiones y gastar 40 pesos diarios de ida y vuelta para asistir a clases a su escuela ubicada
en Campos, una zona retirada de la ciudad. Y logramos sensibilizar al gobierno del estado que, rápidamente, ordenó los estudios técnicos para un nuevo edificio
pero no se pudo concretar porque no había terreno idóneo. También el director de API en ese momento quiso contribuir, ofreciendo un terreno, pero tampoco cumplió con las condiciones adecuadas para un centro educativo; fue la presidenta municipal Griselda Martínez quien pudo conseguir un terreno, pero de nueva cuenta se debe conseguir el presupuesto para la construcción, que ojalá el nuevo gobierno intervenga para beneficiar a cuando menos 350 alumnos.

También manejamos reportajes, notas y editoriales para visibilizar a la población de indigentes de Colima y Manzanillo. Fue una iniciativa personal como director
general para tener esa filosofía humanista a fin de conseguir algún beneficio para el ser humano, ya que no por caer en situación de calle, andar mal vestidos o porque se tienen problemas mentales dejan de ser humanos. Debemos rescatar la dignidad y se deben cuidar sus derechos. Entonces hicimos el llamado y me dio la sorpresa la presidenta municipal de Manzanillo al inaugurar una casa para los indigentes, donde les dan de comer, tienen dormitorio
y atención médica.

Eso lo consideramos éxito de El Noticiero. Son ejemplos recientes, pero podemos platicar de muchas acciones similares, nada más dime cuánto
tiempo tenemos.
-Italia Corza: Usted no se preocupe por el tiempo, queremos que nos platique precisamente estos temas de gran satisfacción personal, recuerde que este programa se
llama La Parte Humana, así que queremos conocer un poquito más de usted.
-Carlos Valdez: Muchas gracias. Mira, trabajamos toda la vida en Colima, circulamos muy bien en los municipios de Tecomán, Armería, y en localidades como El Paraíso, Tepames, Quesería, pero no habíamos descubierto esa población tan importante que es el polo económico del estado. Me refiero a Manzanillo. Es un municipio que bien podría ser una república.

Tiene de todo: es uno de los principales puertos del hemisferio latinoamericano;  tiene una termoeléctrica que le da energía a 13 estados de la República, tiene bellezas de playa, hotelería, tiene una peletizadora y el gobierno federal hizo una inversión cuantiosa para construir la regasificadora.
En ese espacio tan importante del país hemos hecho época periodística en los últimos 22 años. Es un lugar con gran presencia de la iniciativa privada. Por ejemplo, la empresa portuaria SSA mueve el 60 por ciento de los contenedores de Manzanillo.

Recuerdo, ahora que lo menciono, una anécdota al respecto. A un compañero colega muy amigo de la directora de relaciones públicas de SSA, Ana María Camacho, ella le comentó que iban a traer a un periodista de la ciudad de México para la celebración del Día de la Libertad de Prensa en el 2019. Mi amigo le comentó que en Colima había alguien que podía cumplir con esa encomienda y me recomendó. Le hicieron caso y para la ocasión preparé un documento de 20 minutos donde precisamente manejo la disyuntiva del periodismo cibernético, que ya estaba en su apogeo y que se dejaba venir con mayor fuerza, advertí que los medios tradicionales tendrían un bache, sobre todo de audiencia.

En mi ponencia manejo esta situación con cautela pero con claridad, sin rompernos las vestiduras para no desanimar a nadie, sino para explicar a los compañeros periodistas que debemos establecer estrategias idóneas para alternar con los medios digitales. Ese discurso es una de mis grandes satisfacciones porque tengo
el concepto de que Ana María Camacho es una mujer culta. Y cuando termino mi
discurso se me acerca y me dice: “Don Carlos, no cumplió con las expectativas, las rebasó todas. El director está encantado de haberlo escuchado”.

-Italia Corza: Sin duda a lo largo de su historia tiene muchísimas anécdotas, pero ahora en su vida personal, ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

-Son muchas, pero siempre están vinculadas a mi oficio. Desde niño recuerdo que hice mis deberes primero, porque me confesaba y comulgaba en el templo de la
Merced. Fui orgullosamente monaguillo, acólito, con sotana roja y cota blanca en Catedral. Me manejé en la élite de lo eclesiástico siendo un niño y lo presumo
porque también fui niño cantor de la Catedral y aprendí a contestar la misa en latín. También estudié solfeo y toqué algunos instrumentos musicales, pero
eso no fue mi vida no obstante de ser la música un arte tan hermoso. El saxofón me encantaba y lo tocaba según la música de moda. También tuve algunos puestos
directivos en la Federación de Estudiantes Colimenses, en la CNOP juvenil. Y sobre todo logré constituir una familia que me ha dado satisfacciones enormes. En otra
ocasión habrá oportunidad de contar todo lo que me ha pasado en toda mi vida

-Italia Corza: ¿Qué consejo le daría a las nuevas generaciones?

-Carlos Valdez: Que pongan todo su empeño en lo que hacen. La Biblia dice que el cuerpo es nuestro templo, que debemos cuidar, igual que nuestra mente y, desde luego, si nos convertimos en viciosos, en drogadictos o borrachos no estamos yendo por el camino sabio, porque va en contra de la propia vida, no solo en contra de los modales y las buenas costumbres, sino que atenta contra la salud y de uno mismo. Les aconsejo que estudien, es el único patrimonio que dura toda la vida y
cuando sean profesionistas ante cualquier obstáculo y ante cualquier condición, hablar con la verdad, ser verticales y ser honestos.

-Italia Corza: Nos da mucho gusto platicar con usted señor Carlos Valdez, mi padrino. Le agradecemos que nos haya recibido en las instalaciones de El Noticiero, que nos haya compartido toda esta experiencia. Nosotros quisimos tomarlo como ejemplo porque lo reconocemos, el equipo Inprodix y su servidora, por su
trayectoria y además el que haya permanecido, porque comenta, no es nada fácil para un periódico permanecer ante toda la innovación y lo que conlleva el costo.
Le agradecemos mucho el que nos haya acompañado a este primer programa de La Parte Humana.

-Carlos Valdez: Italia, muchas gracias por considerarme para este primer programa y sobre todo, muchas gracias por tu amistad y tu afecto.