Termo continúa contaminando


La planta termoeléctrica de Manzanillo no ha dejado de contaminar, debido a que varios “chacuacos” continúan usando combustóleo, provocando el lanzamiento al medio ambiente de una pluma de hollín mezclado con azufre u otros ácidos.

Lo anterior fue denunciado a EL NOTICIERO DE MANZANILLO por habitantes de Campos, quienes comentaron que la termoeléctrica ha aumentado en esta semana la cantidad visible de contaminantes que manda a la atmósfera, producto que pone en riesgo su salud, la calidad de las parcelas y sus bienes.

De acuerdo a datos otorgados  por personal especializado de la planta, el problema surge por la insuficiencia de gas natural licuado para repotenciar las necesidades de ésta, debido a que a pesar de que ingresan hasta ocho buques metaleros a la regasificadora de Manzanillo, algunos no llegan llenos y lo que descargan es insuficiente.

Ante ello, la planta termoeléctrica se ve en la necesidad de usar combustóleo si es que la demanda de electricidad así lo amerita, ya que lo que se genera en este puerto también se une a la red eléctrica nacional.

Además, existe un contrato de CFE con Pemex por varios años más, para que la compra de determinada cantidad de combustóleo, mismo que necesariamente debe de cumplir, por lo que no dejará de utilizarse por un largo tiempo.