Un temblor sacude Nepal; hay al menos 1,457 muertos


Un temblor de 7.8 grados con epicentro a menos de 80 kilómetros de Katmandú sacudió Nepal con fuerza devastadora la mañana del sábado, matando al menos 1,457 personas, de acuerdo con el Centro Nacional de Operación de Emergencias en Nepal.

Edificios históricos en Katmandú fueron reducidos a escombros. Los heridos estaban siendo atendidos afuera de los hospitales en escenas caóticas. Los residentes, aterrorizados por una serie de réplicas aparentemente interminables, se apiñaron al aire libre.

La cifra de muertos fue reportada por Laxmi Dhakal, un vocero para el Ministerio de Asuntos Interiores. Pero dado que los esfuerzos de rescate aún se encuentran en etapas tempranas y que la gente en las zonas periféricas puede haber sido afectada también, es probable que el número se eleve.

Katmandú, que se encuentra en un valle rodeada por los montes Himalaya, tiene una población de un millón de personas.

Agencias de ayuda humanitaria están preocupadas por el bienestar de los sobrevivientes, pues se espera que las temperaturas bajen por la noche y la gente tendrá que aguantar sin electricidad, agua entubada ni refugio.

“Con cada minuto la situación se pone peor”, dijo Devendra Tak de la agencia de ayuda Save the Children. “Esta noche va a ser una noche muy dura allá afuera para la gente en Katmandú y para la gente en los pueblos cercanos”.

El temblor, que golpeó a las 11:41 de la mañana hora local, ocurrió a una profundidad de 15 kilómetros, que es considerada superficial y más dañina que la de un temblor con epicentro a mayor profundidad.

El temblor se sintió hasta a 2,000 kilómetros del epicentro (la distancia entre la Ciudad de México y Nuevo México, Estados Unidos), aunque con menor fuerza en las zonas más alejadas, como el sur de India.

Al menos 15 réplicas con magnitud de 4.5 grados y de hasta 6.6 grados han sacudido la zona montañosa del país, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

“Estamos asustados y esperando que terminen los temblores”, dijo Shiwani Neupane en Facebook. “Estamos todos sentados afuera porque hay noticias de que habrá más temblores”.

“No hay electricidad y las familias están escuchando la radio FM adentro de sus carros”, dijo Neupane. “Noticias de múltiples edificios colapsados. He visto muchas paredes rotas, y carreteras y edificios. El Dahara estaba lleno de gente hace un rato. Hay policías por todos lados, tratando de mover los escombros para hacer espacio en el camino para las ambulancias. Todo el mundo está muy asustado”.

Dhakal, un vocero para el Ministerio de Asuntos Interiores, recomendó en entrevista con CNN que las personas entren a sus casas, para protegerse de las bajas temperaturas y posibles lluvias que llegarán con el anochecer.

No solo Nepal fue afectado

Al menos 34 personas murieron en India, que comparte frontera con Nepal, debido al temblor, reportó el gobierno indio.

El terremoto duró entre 30 segundos y dos minutos y se sintió en varias zonas del norte de India, confirmó Laxman Singh Rathore, director general del Departamento Meteorológico de India, informó la agencia AFP.

“Estamos todavía recogiendo información y estamos tratando a ayudar a los afectados, en nuestro país y en Nepal”, dijo en Twitter el primer ministro indio, Narendra Modi.

En el vecino Tibet los caminos colapsaron, edificios se desplomaron y al menos 12 personas murieron, reportaron medios estatales chinos, citando a autoridades locales.

También se reportaron avalanchas en el monte Everest. Los alpinistas tuvieron que correr para protegerse y al menos 13 personas murieron en el campo base.

La expedición Everest del Ejército indio evacuó los cuerpos de 13 montañistas que se estaban preparando para escalar el Everest, dijo el vocero del Ejército indio Rohan Anand.

Separadamente, el doctor Nima Namgyal— un doctor con una expedición en un campamento base en el Everest —le dijo a CNN que hasta ahora ha visto 14 cuerpos, apuntando que la mayoría son extranjeros.

El montañista Carsten Lillelund Pedersen escribió en Facebook que “una enorme avalancha arrastró el campamento base”, que tenía casi 500 tiendas, diciendo que sobrevivió escondiéndose tras una estructura de piedra. Más tarde, la tienda de cenas del campamento fue transformada en un hospital por el gerente del campamento.

El montañista Alex Gavan tuiteó: “Gran terremoto en campo base del Everest y luego una gran avalancha. Corrí por mi vida. Ileso. Muchas personas en la montaña”.