Uniformes escolares generaron 800 empleos en Colima

Programa beneficia la economía de las jefas de familia | Foto: Especial

Programas sociales no sólo deben ser asistenciales sino productivos

Un promedio de 800 empleos directos, el 70 por ciento para mujeres, es lo que ha generado la política pública de entregar uniformes escolares en escuelas, además de 450 empleos indirectos, mencionó la secretaria de Desarrollo Social, Valeria Pérez Manzo.

Explicó que en materia de desarrollo social es lo que están buscando, que los programas no sean solamente asistenciales, sino que sean productivos y generen una derrama económica y de empleo y que otros sectores se vean favorecidos.

“No solamente es dar un recurso y hasta ahí se queda, sino que estén siendo realmente productivos los recursos. Tenemos historias de éxito, porque realizando un recorrido por los talleres de confección de uniformes encontramos muchos casos de mujeres violentadas que lograron salir de ese círculo gracias al empleo y ahora son emprendedoras, tienen su taller y dan trabajo a otras más”, dijo.

Valeria Pérez refirió que a quienes cuestionan el programa de dotar de uniformes escolares a los niños, deben valorar el empleo formal que se genera “y hacia allá queremos apuntalar los programas, que no sean 100% asistenciales, sino que generen ingresos para la familia y el resto de la comunidad”.

Agregó que las etapas de confección son lo más importante en materia de trabajo iniciando en junio y terminando en septiembre, “y las mujeres nos han comentado en esos talleres que ojalá el programa no desaparezca porque van a tener menos ingresos. Entonces, esta política pública sí ha generado encadenamiento hacia adelante y atrae recursos al sector económico”.