De Volcán a Volcán


MOTOTAXIS EN CUAUHTEMOC

Carlos Avalos

La experiencia se obtiene de la realización de los hechos, sean fallidos o exitosos; uno no puede negarse a ninguna posibilidad hasta que no haya probado su utilidad o se deseche definitivamente por inoperante. Comienzo esta columna a partir de mi experiencia como conductor de los vehículos Four Stroke, marca Bajaj, que hoy en día el presidente municipal de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza, pretende instalar para prestar el servicio de mototaxis en su comunidad y referiré varios puntos a favor de esta iniciativa.

1.- En la India, este vehículo lo puede usted apreciar por miles en las calles prestando el servicio de taxi, así como en Perú se han comercializado más de 16 mil vehículos de este modelo de tres ruedas para utilizarlos en la prestación de servicios de pasaje, taxis.

2.- Es un vehículo que si el conductor va solo, puede alcanzar hasta 60 kilómetros por hora, reduciendo su velocidad si le suma un promedio de 150 kilos a 180 (está diseñado para 250 kilos totales), su velocidad promedio se reduce a 40 ó 45.

3.- En el 2003, en lo personal tuve una flotilla de estos vehículos, la cual operamos durante tres años, sin que se tuviera un solo accidente registrado, además de que son aptos para todo terreno. Quien conoce El Rocío y el poblado de Miramar, en Manzanillo, sabe de las condiciones del terreno y se desplazaban sin mayor dificultad que la debida maniobrabilidad, y desmiento tajantemente la versión de que son inseguros.

4.- Son de fácil estacionamiento y esto reduciría el riesgo de colisión o entorpecimiento del tráfico que ocasionan todos los días los taxis y urbanos que se paran donde bien les pega su regalada gana obstruyendo la circulación.

5.- El mantenimiento de los vehículos no es caro, pero dependiendo quien se los venda (y mucho ojo con esto) tendrán garantizada la movilidad de éstos, ya que debido a adeudos que tienen las empresas locales con la Bajaj nacional están vetados ciertos proveedores para ser surtidos de las piezas que requieran y que deben tener en existencia.

6.- Deberán exigir que se capacite a un mecánico por parte del Ayuntamiento o de la asociación que se conforme, para el adecuado servicio de los vehículos, toda vez que del 2003 al 2006, la marca Bajaj en Manzanillo se declararon incompetentes para prestar el servicio a los vehículos adquiridos evitando el adecuado desarrollo de los mismos en su ocupación rutinaria.

7.- Es una solución inmediata si se anexa este tipo de vehículos en la Ley de Movilidad para dar solución también a la demanda de choferes que han prestado su servicio por años en los taxis y que nunca se les ha otorgado una concesión, los cuales pudieran trabajar correctamente prestando un servicio zonificado en el primer cuadro de la ciudad, donde cada día es más inoperante el tránsito de vehículos de mayores proporciones, esto hablando de la ciudad de Colima.

8.- Es necesaria solamente la capacitación de los choferes en las posibles fallas mecánicas que pueden solucionar ellos mismos para evitar retrasos laborales, esto en base a experiencias personales que pueden detener su productividad y eficiencia por ignorancia de una correcta conducción.

9.- Nacho Peralta tiene en sus manos la posibilidad de pasar a la historia como un gobernador visionario si hace a un lado sus diferencias políticas con el alcalde y mande una iniciativa de ley, así como una propuesta del reglamento a los ayuntamientos que la sustente, que incluya un examen a quien aspire a manejar estos vehículos de tres tipos: Médicos, teóricos y prácticos; dándole certidumbre al usuario, quien además deberá contar con un seguro de vida incluido los daños a terceros.

10.- Generar la confiabilidad entre los usuarios que un vehículo de baja velocidad dentro de un circuito urbano seguro, no tendrá posibilidades de provocar o generar algún accidente, si se promueve la precaución y el respeto entre los vehículos de mayores dimensiones y se anuncia su debida circulación.

Para concluir sólo resta decir que las única objeciones para que estos vehículos sean parte del parque vehicular del servicio urbano son los monopolios de los taxis y urbanos, así como la decisión política; pero por hoy el espacio se termina y como dijo Don Chuyaco… ¡Adió!

Se el primero en comentar en "De Volcán a Volcán"

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.