20 años atendiendo a niños abandonados


Carlos Valdez Ramírez.-

La Casa Hogar “Los Angelitos” tiene 20 años de labor, desde que fue fundada por la norteamericana Nancy Nystrom, en 1996, logrando dar una nueva vida a los niños de la calle y desprotegidos.

Tiene como misión dar educación a los menores huérfanos o abandonados, apoyándose en su lema: “Mañana da igual dónde crecieron, si tienen una profesión con valores”.

Así lo expresó la Coordinadora de Educación de esta Casa Hogar, la maestra Ana Laura Angelli, quien refirió que actualmente atienden a 68 niños, todos estudiando, la mayoría primaria y secundaria, pero ya hay seis en preparatoria y cuatro en la universidad.

“Aquí les decimos que si ya son aceptados, ya son queridos, ya tienen dónde estar; es tiempo de superarte a ti mismo, de estudiar, de sacar buenas calificaciones, de esforzarse”.

En la Casa Hogar tienen una visión, donde lo único que tienen son las habilidades para salir adelante. Que el pasado ya quedó atrás y que las herramientas para cuando los jóvenes dejen la casa hogar es tener profesión, para lograr un trabajo, una familia y romper con tendencias familiares.

En ese sentido, dijo que en los hogares de estos niños, “talvez nadie estudió más allá de la primaria y son patrones que se repiten, pero les digo que ellos tienen que encontrar su propio potencial”.

Subrayó que el trabajo no es nada fácil, porque tienen niños en diferentes escuelas, en diferentes niveles educativos, todos al mismo tiempo, y de todos se pagan cuotas escolares, uniformes, calzado, útiles, materiales, y no cuentan con recursos o apoyos de ningún tipo, todo es gestionado por la directora Nancy Nystrom.

Señaló que incluso su puesto de Coordinadora Educativa es pagado con recursos de la propia Casa Hogar, no cuenta con ninguna plaza de la SEP.

“Aquí nos enfocamos a darles a los niños empoderamiento emocional junto a lo académico”.

Finalmente, al hablar sobre la paternidad y maternidad responsable, la maestra Ana Laura indicó que un hijo, sea como sea, se tiene que sacar adelante, no es una carga; si un padre tiene un buen sentimiento hacia su hijo, la misma vida le va a proporcionar su ayuda.

“Tratamos de educar para que ya no sean papás irresponsables, que continúen en otro nivel, diciéndoles que si traes hijos al mundo, te quedas con él y sales delante con él de una manera legal, derecha”, puntualizó.