Reportajes Especiales



Maestro, periodista y amigo

En el año de 1968 conocí a Ramón Héctor Velasco Soltero. Fungía como maestro de banquillo en una escuela de primaria del sistema federal de la Ciudad de México. Era un muchacho muy inteligente, parsimonioso y atento, con una formación magisterial a toda prueba. Hicimos química inmediatamente porque nuestro origen e intereses eran similares. Le dije que era de Colima y que me dedicaría al periodismo en la Ciudad de México porque en mi estado no había oportunidad de trabajar en medios impresos, lo cual es todavía mi debilidad y mi pasión.



A sus 87 años sube a La Cumbre

“Mamá Carmen” gusta de subir caminando a La Cumbre y lo hace cuando sus nietas la llevan, avanza a la par de ellos, la diferencia de edad no la limita para lograr su cometido, la última vez que subió fue el pasado 8 de diciembre, cuando acudió a la misa que se celebra en honor a la Virgen de La Cumbre.